El corcho de Cataluña es un corcho criado, la saca suele hacerse a los 14-15 años. Las condiciones de crecimiento dan un corcho denso con un mayor número de anillos (hecho que lo diferencia fácilmente). Sus características físicas lo hacen especialmente interesante para la fabricación de tapones calidad superior y muy apreciados para tapar los grandes vinos de guarda. Soportan mejor el paso del tiempo, permiten una transpiración del vino más lenta y homogénea en el tiempo, tienen un comportamiento más homogéneo entre todas las botellas del mismo lote y se rompen menos en su extracción al cabo de los años.

Estas características se dan ya que el corcho se produce en bosques con alta densidad de árboles y en un clima riguroso, que da como resultado un corcho criado único y de gran calidad.

Corcho Clase A

Corcho de clases primera-sexta. Es corcho apretado con mucho rendimiento, sin mancha amarilla y nivel de culebrilla bajo. El calibre es 11-19 líneas, ideal para hacer tapones naturales y discos.

Corcho Clase B Calibre

Corcho adecuado para picar manual ‘pedal’ o para especialidades. Calidades 1-5; son panas con calibre a partir de 16 líneas arriba con culebrilla acentuada, panas de media marca con mancha amarilla, panas de verde acentuado, panas con espaldas, panas con hormiga de vientre, panas muy pasadas de turno

Corcho de Clase B Delgado-Imperial

Corcho adecuado para especialidades. Calidad 1; son panas de Delgado o Imperial con mancha amarilla y grano muy fino, panas con culebrilla o grieta con grano muy fino.

Corcho Quemado

Corcho no apto para tapones. La saca debe de ser de un mínimo de 7-8 años para ser apto para diferentes aplicaciones.

Corcho Bornizo

Procedente de la primera saca del corcho y apto para pesebre, trituración y nichos de mercado en el segmento de la decoración.

Corcho Delgado

Disponibilidad de corcho delgado alisado y limpio de culebrilla de clase A, ideal para hacer discos.

Corcho rechazo

Solo apto para trituración, para la fabricación de tapón conglomerado, paneles, etc.